Opel Lleva a sus Ganadores al Gran Premio de Clásicos

2013-08-07


Print Print   |  Send Email  |  Word   Share Add This  
  • Campeón del Mundo de Rallies: El Opel Ascona 400 con Walter Röhrl en el Nürburgring
  • Campeón de Turismos: El Opel Calibra V6 ganador del ITC pilotado por Manuel Reuter
  • Héroes clásicos: El Rennwagen de 1903, el Grand Prix de 1913 y el “Green Monster” también participarán
  • El Presidente – Consejero Delegado de Opel, Dr. Karl-Thomas Neumann conduciendo el Rekord C “Viuda Negra”

Rüsselsheim/Madrid.  Opel montará un gran espectáculo para los más de 60.000 espectadores que se espera asistan a la 41 edición del Gran Premio AvD de Clásicos en el Nürburgring. Cuando la crème de la crème de los coches clásicos de carreras se junten este fin de semana (9 al 11 de Agosto) en Eiffel, 20 estrellas a lo largo de los 110 años de historia de competición de Opel estarán presentes. Ya sean coches de Gran Premio, Rally o Turismos – la marca con la clásica caligrafía de Opel y posteriormente con el blitz en la parrilla delantera ha sido uno de los grandes protagonistas de la competición automovilística durante más de un siglo. De la competición actual estarán presentes en el Nürburgring el Astra OPC de carreras de larga distancia y el ADAM Rally Cup de la copa de la marca – al igual que algunos miembros de la dirección que son entusiastas de la competición. Estarán encabezados por el Dr. Karl-Thomas Neumann, quien el sábado se unirá a la acción y pilotará el Rekord C con el apodo “Viuda Negra” en unas vueltas de exhibición en el circuito de Gran Premio.

La gloriosa historia de competición de Opel comienza con el legendario coche de carreras Opel Racing Car de 1903. El veterano Londres – Brighton ya equipaba un diferencial Cardan en el eje trasero en los primeros días de competición automovilística. Sólo diez años después, el exitoso coche de carreras Grand Prix ofrecía elementos técnicos muy destacados como árbol de levas en cabeza con distribución vertical y cuatro válvulas por cilindro. Esa era la excepcional tecnología Opel desde 1913 – permitiendo ya entonces velocidades de hasta 170 km/h. Y sólo un año más de desarrollo transformó el Opel Grand Prix en un gigante del cubicaje con 12,3 litros, 260 CV y una fenomenal velocidad máxima de 228 km/h. Esta velocidad era desconocida entonces y en aquel tiempo fue llamado el “Monstruo Verde” especialmente cuando se celebraban carreras en las playas con rectas interminables.

En contraste, el término clave en los rallies es “la curva”. Y el maestro del espectacular derrapaje es el Opel Ascona – especialmente con Walter Röhrl tras el volante. El excepcional piloto ganó el Campeonato de Europa con un Ascona A en 1974 (con Jochen Berger de copiloto) y el Campeonato del Mundo de Rallies en 1982 con un Ascona 400 y Christian Geistdöfer como copiloto. El coche campeón del mundo volverá a darlo todo en el Gran Premio Clásico de 2013.

Opel también ha dejado su huella en las carreras de circuitos recientemente. La estrella del grupo es sin ninguna duda el Calibra Cliff. Manuel Reuter ganó en Campeonato Internacional de Turismos (ITC) en 1996 a los mandos de un Calibra tracción total de la división 1. El ITC surgió del DTM (Campeonato Alemán de Turismos) y se convirtió en una competición global. El Opel Calibra V6 dominó a los competidores de Alfa Romeo y Mercedes que estaban equipados con tecnología de Fórmula 1.

Los años 1960 y 1970 fueron la época dorada de los preparadores, que preparaban coches deportivos de serie y los convertían en fabulosos coches de carreras. La estrella de esta época era el Opel Commodore A de Klaus Steinmetz, dos Opel GT de Virgilio Conrero, así como el Opel GT más potente de la historia con 280 CV del rey de los motores Ulrich Gerent.

Press kit:

Si desean descargar todo el material y una amplia selección de fotos históricas y actuales, pinchen aquí.

Fotos:

Se pueden obtener fotos de las estrellas de Opel en acción durante el Gran Premio Clásico a partir de la tarde del sábado 10 de agosto en media.opel.com.

Opel Grand Prix Racing Car

Racing car 1913: El exitoso coche de carreras Grand Prix ofrecía elementos técnicos muy destacados como árbol de levas en cabeza con distribución vertical y cuatro válvulas por cilindro.

Contactos