Opel se une a la iniciativa “Ko-HAF” por una conducción cooperativa completamente automatizada

2015-08-10


Print Print   |  Send Email  |  Word   Share Add This  
  • La seguridad es lo más importante: comunicación entre el Servidor de Seguridad de y el coche.
  • Opel desarrollará un prototipo para la conducción en autopista completamente automatizada.

Rüsselsheim/Madrid. Opel se ha unido al proyecto de investigación “Ko-HAF” (Kooperatives hochautomatisiertes Fahren), una iniciativa alemana dirigida a investigar la conducción cooperativa completamente automatizada que comenzó en junio de este año y se desarrollará hasta noviembre de 2018. Opel está trabajando especialmente en la comunicación entre el coche y el servidor, las reacciones del conductor y el desarrollo de un proceso de autolocalización para el vehículo. El proyecto cuenta con un presupuesto total de 36,3 millones de euros y está financiado por el Ministerio Federal alemán de Economía y Energía.

Cualquier conductor que pasa mucho tiempo a bordo de su vehículo suele preguntarse si ese tiempo no podría utilizarse de forma más efectiva, por ejemplo, leyendo la prensa, contestando emails o, simplemente, disfrutando del viaje. Los coches que conduzcan de forma automática, ya que no requieren un control permanente por parte del conductor, harán realidad muchos de estos sueños.

Entre los muchos retos a los que se enfrenta la conducción automatizada están los mapas digitalizados con gran nivel de detalle (de forma que el coche sepa exactamente la carretera por la que está circulando) y el proceso de desconexión del coche de la condición de conducción automatizada, devolviendo el control del coche al conductor.

Estas son las dos áreas que están siendo estudiadas en profundidad por Los expertos estiman que se necesitan alrededor de diez segundos para que los humanos enfoquemos nuevamente nuestra atención en la conducción tras estar realizando otra actividad. Por lo tanto, un coche que conduce de forma automatizada ha de ser capaz de reconocer el entorno en el que se desarrolla la conducción y evaluar las situaciones del tráfico dentro de ese periodo de tiempo.

Para poder una valoración correcta, también el coche necesita bastantes más datos que los que se pueden recoger de sus sensores y de los mapas del sistema de navegación. Aquí es donde Opel y “Ko-HAF” están centrando sus investigaciones para encontrar una solución definitiva llamada el Servidor de Seguridad. En “Ko-HAF”, los coches se comunican con el Servidor de Seguridad desde sus propios sensores, aportando datos como la existencia y calidad de las marcas en la carretera u objetos puedan hallarse en la vía. El Servidor de Seguridad procesa esta información y ofrece a los coches un mapa de navegación con miras a futuro, el cual es necesario para la conducción automatizada.

Opel está trabajando especialmente en la comunicación entre el coche y el servidor – por ejemplo, diseñando la estructura del servidor, definiendo las interconexiones e implementando los protocolos de comunicación.

La segunda área en la que se están centrando los trabajos de Opel son las reacciones del conductor. Los ingenieros de la marca están desarrollando un software y un sistema de sensores para detectar y categorizar las acciones de conducción mientras el coche es conducido de forma automatizada.

Para predecir cómo debería reaccionar el conductor cuando deba retomar el control, la correlación entre las situaciones de conducción y las acciones del conductor dentro del coche, son de especial interés.

Otro aspecto fundamental es el desarrollo de un proceso de autolocalización para el vehículo. Opel está diseñando algoritmos de localización y cartografiado visual que serán complementados con información proveniente de futuro y de los mapas a bordo, los sensores de movimiento y el sistema global de navegación por satélite (GNSS).

Opel construirá un prototipo que puede mostrar las funciones esenciales para la conducción cooperativa completamente automatizada en autopista; por ejemplo, accediendo a este tipo de vía e incorporándose al tráfico, conduciendo por ella incluyendo adelantamientos y finalmente abandonándola, todo ello de forma automática.

Inicialmente, Opel probará y validará el hardware del prototipo y la funcionalidad de la conducción completamente automatizada en un centro de pruebas. Las pruebas continuarán en carreteras públicas tan pronto como la tecnología del prototipo haya alcanzado el suficiente nivel de desarrollo.

Opel construirá un prototipo que puede mostrar las funciones esenciales para la conducción cooperativa completamente automatizada en autopista; por ejemplo, accediendo a este tipo de vía e incorporándose al tráfico, conduciendo por ella incluyendo adelantamientos y finalmente abandonándola, todo ello de forma automática.

Cooperative highly automated driving: Cars communicate with the Safety Server, supplying data such as presence and quality of lane markings or objects on the road from their own onboard sensors.

Contactos